Nuestra Historia

Indice
    Add a header to begin generating the table of contents

    De Movimiento Vamos Eduardo al PLI

    En el año 2005, un grupo de liberales exigen una renovación profunda dentro del Partido Liberal Constitucionalista, en respuesta son expulsados del partido y se organizan en el Movimiento Vamos con Eduardo.

    Este Movimiento impulsa la formación del Partido Alianza Liberal Nicaragüense, cuyo presidente era Eduardo Montealegre, que participa en las elecciones de 2006, convirtiéndose en la segunda fuerza política del país con el 29% de los votos.

    En febrero de 2008, el Consejo Supremo Electoral emite una resolución declarando nulas las autoridades del Partido Alianza Liberal Nicaragüense, arrebatando la Presidencia del Partido a Eduardo Montealegre.

    En 2009, los miembros del Movimiento Vamos con Eduardo se afilian al Partido Liberal Independiente, que en las elecciones de 2001 había alcanzado el 0.4% de los votos. En coordinación con la dirigencia histórica de ese partido empiezan un proceso de renovación y fortalecimiento de las estructuras partidarias, logrando hacer crecer la membresía del partido de unos cientos de afiliados a más de 100,000, con directivas municipales y departamentales organizadas en todo el país.

    El PLI como primera fuerza política democrática frente al régimen de Daniel Ortega

    En 2011 el Partido Liberal Independiente lidera una alianza que obtiene a pesar del fraude electoral el 31% por ciento de los votos. Concluidos los procesos  electorales de los años 2011 y 2012, siendo este último Elecciones Municipales, el Partido Liberal Independiente realizó a partir del año dos mil trece, de conformidad con sus Estatutos, un proceso eleccionario interno para la renovación de la totalidad de sus autoridades en los niveles territorial, municipal, departamental y nacional.

    Dicho proceso conllevó la realización de 1,453 Asambleas Territoriales en todo el país, en la cuales los miembros del Partido eligieron igual número de Comités Territoriales integrados por cinco miembros cada uno; posteriormente los miembros de los Comités Territoriales integraron 160 Asambleas Municipales/Distritales en la cuales eligieron igual número de Juntas Directivas Muncipales integradas por siete miembros cada una; los Presidentes, Secretarios y Tesoreros electos en cada Municipio integraron 17 Asambleas Departamentales/Regionales, en la cuales se eligieron las Directivas Departamentales. A su vez, los miembros de las Juntas Directivas Departamentales y Municipales constituyeron la Convención Nacional Ordinaria celebrada el 6 de abril de 2014, en el cual se eligió un nuevo Comité Ejecutivo Nacional cuyo Presidente y Representante Legal era Eduardo Montealegre Rivas.

    En abril de 2015 se conformó en Nicaragua una alianza de partidos y organizaciones políticas opositoras al gobierno del Presidente Daniel Ortega, denominada Coalición Nacional por la Democracia, encabezada por el Partido Liberal Independiente (PLI) que se consolido como la única opción política de oposición al actual gobierno.

    Desde su creación, la Coalición Nacional por la Democracia exigió elecciones libres y el cese del control del Poder Ejecutivo sobre la Corte Suprema de Justicia y el Consejo Supremo Electoral, mediante una intensa campaña de movilizaciones ciudadanas denominadas Miércoles de Protesta, que han sido sistemáticamente reprimidas por fuerzas policiales y paramilitares.

    El 6 de mayo de 2016, el Consejo Supremo Electoral convocó a elecciones generales que deberán realizarse el 6 de noviembre de 2016 y publicó el Calendario Electoral. El 6 de junio de 2016 fue proclamada oficialmente la fórmula presidencial de la Coalición Nacional por la Democracia, conformada por Luis Roberto Callejas, Candidato a Presidente de la República y Violeta Granera Padilla, Candidata a Vicepresidenta, la cual participaría en las elecciones en la Casilla 13 del Partido Liberal Independiente.

    Despojo del PLI mediante una sentencia de la Corte Suprema de Justicia

    El 8 de junio de 2016 la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia dictó la Sentencia No. 299, en la cual resuelve después de más de cinco años de trámite, cuatro Recursos de Amparo interpuestos en 2010 y 2011 por ciudadanos que pretendían la representación legal del Partido Liberal Independiente. Estos Recursos de Amparo se originaron porque el Consejo Supremo Electoral reconoció desde 2010 al Doctor Indalecio Rodríguez como Presidente Nacional del PLI, quien ejerció dicho cargo hasta el  6 abril de 2014, cuando la Convención Nacional del Partido  eligió un nuevo Comité Ejecutivo Nacional presidido por Eduardo Montealegre Rivas, quien es actualmente el Coordinador de la Coalición Nacional por la Democracia.

    Mediante la Sentencia No. 299 se arrebata la Presidencia Nacional y Representación Legal del PLI a Eduardo Montealegre y se la entrega a uno de los recurrentes, el ciudadano Pedro Eulogio Reyes Vallejos, quien no era miembro activo del PLI y, unos meses después de interponer su Recurso de Amparo, participó en las Elecciones Generales de 2011 como Candidato a Tercer Diputado Propietario de Managua por el Partido Alianza Liberal Nicaragüense.

    Con esta sentencia el régimen de Daniel Ortega ha ejecutado lo que analistas políticos consideran un “golpe de Estado a la oposición”, al arrebatarle la casilla electoral en la cual participarían en las elecciones de noviembre próximo.

    Cabe señalar que la casilla electoral del PLI era la única disponible para la Coalición Nacional por la Democracia porque desde el año 2008 las autoridades electorales han cancelado la personalidad jurídica o alterado la representación legal a varios partidos opositores. En 2008, el Consejo Supremo Electoral le arrebató a Eduardo Montealegre la Presidencia del Partido Alianza Liberal Nicaragüense, que había obtenido el segundo lugar en las elecciones generales de 2006.

    Además de dejar sin casilla electoral a la única fuerza política opositora, esta sentencia representó un gravísimo ataque a la existencia de la democracia representativa en Nicaragua porque significa desconocer la historia política reciente del país, ya que cientos de cientos de miles de ciudadanos durante tres procesos electorales votaron en la Casilla 13 del PLI, con el actual liderazgo, así como cercenar derechos políticos a los 100,000 ciudadanos que han afiliado al PLI en los últimos años.

    Los liberales independientes se organizan en Ciudadanos por la Libertad

    En respuesta a esta acción antidemocrática del régimen de Ortega, los dirigentes nacionales y locales del partido que fueron despojados mediante la Sentencia No. 299 de los cargos en los que fueron electos mediante asambleas, deciden organizarse en el movimiento político Ciudadanos por la Libertad, con el objetivo de continuar la lucha por la democracia y la libertad.

    El 15 de junio de 2016 se anuncia oficialmente el lanzamiento de este movimiento y casi la totalidad de los directivos territoriales, municipales y departamentales del PLI se integraron a Ciudadanos por la Libertad para reclamar el derecho a elecciones libres, como primer paso para restablecer el Estado de Derecho en Nicaragua.

    Fue así que, a partir del mes de diciembre se inició el trabajo de organización territorial para la constitución de Juntas Directivas municipales y departamentales para la aprobación de la personalidad jurídica del Partido Ciudadanos por la Libertad ante el Consejo Supremo Electoral. Lo que conllevo a un arduo trabajo organizativo que concluyó con la realización de dos Convenciones, una ordinaria y otra extraordinaria, en tiempo récord. En la Convención Ordinaria se eligió al Comité ejecutivo Nacional (CEN) presidida por Kitty Monterrey.